logo gulf2

Los 7 hábitos Gulf que mejorarán el rendimiento de tu combustible

En Gulf siempre estamos buscando la manera de innovar, de rendir más y darle valor a la gente que nos da su confianza. Desde la creación en 1913 de la primera estación de servicio de combustible como las conocemos ahora, hasta la invención de una nanotecnología tan innovadora que fue reconocida por organismos de la ONU, porque hace que nuestros clientes obtengan un mayor rendimiento de su combustible, ahorrando dinero y a la vez contaminando menos.

Eso es lo que nos mueve, queremos aprovechar la tecnología para mejorar la vida de las personas que nos prefieren, pero eso no se queda en la estación de servicio, no. El rendimiento se puede mejorar desde cómo nos comportamos y es por eso que te invitamos a leer estos consejos que harán aún mejor tu experiencia con el combustible.

Estas son de esas cosas que toda la vida hemos oído, pero hasta que no ponemos en práctica, no podemos afirmar o descartar. Son varios, algunos con más sentido que otros, pero en el fondo, todos buscan lo mismo: Hacer rendir más tu combustible. 

Por eso te queremos compartir algunos puntos que hemos encontrado, siete para ser más precisos, que hemos comprobado y puesto en práctica para hoy compartir contigo.

1  – No planear tu ruta. 

Déjalo a la tecnología, que con mucho más acceso a la información en tiempo real, te ayudará a evitar el tráfico. el estar en embotellamientos además de hacerte perder tiempo, te hará gastar combustible al estar con el motor encendido, sin ir a ningún lugar. Además contaminas más, algo que nos afecta a todos.

2 – Manejar “a fondo”.

En las películas se ve bien, pero en la vida real, acelerar y frenar drásticamente es uno de esos hábitos que malgastan tu combustible, tu vehículo y aumentan tus emisiones contaminantes. Lo más recomendable es mantener una velocidad estable, a no muchas revoluciones por minuto, para que ahorres combustible y contamines menos el aire.

3 – Mala presión de neumáticos.

Parecería irrelevante, pero un par de libras o PSI en ellos pueden cambiarlo todo. Piensa que si las ruedas de tu vehículo no están a su presión ideal pueden impactar tanto en el consumo, rendimiento, tanto como en el agarre y maniobrabilidad. Encuentra la presión indicada en el manual (o en muchos casos) en el borde de la puerta o tapa de combustible.

4 – Traer las ventanillas abajo. 

Parece una pequeñez, pero no es así. Cuando circulas con tus ventanas bajas, la aerodinámica de tu vehículo se ve comprometida, le cuesta más avanzar por no poder “cortar” el aire como debe, generándose así resistencia extra. Por eso si quieres rendir más, haz la prueba.

5 – Uso del aire acondicionado.

El aire acondicionado es un motor compresor que trabaja a partir de la energía de tu motor. Es por eso que cuando lo enciendes, le quitas energía al motor principal para alimentar ese que enfría. Tenlo en cuenta, el aire acondicionado usa gasolina.

6 – Tanque lleno, corazón contento.

Puede llegar a sonar extraño que digamos esto, pero la verdad es que cuando tu vehículo funciona en reserva, el motor combustible del fondo del tanque, que no es tan “fresco” o podría tener más residuos, los cuales bajan la eficiencia de tu motor.

7 – Tener el motor “a punto”.

Por último, cuando un motor no está bien afinado, los procesos internos se comprometen. Si la inducción, filtros, escape y demás partes del sistema no están bien, se generará más consumo y calor, lo cual generará desgaste en las piezas.

Síguenos en FB – IG y Twitter para saber y rendir más.

Compartir en

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencias del mundo Gulf

Entérate de nuestros últimos artículos

Suscríbete a nuestro newsletter

Scroll to Top