El diablo es un Lazareth con V8

El diablo es un Lazareth con V8.

¿Te ha pasado que ves a alguien de no mucha estatura, y sientes que te embarga el encanto? Bueno, pues te va a pasar lo mismo cuando veas al Mini V8 M de Lazareth.

Habiendo creado la celebrada versión anfibia del clásico Mini Moke, Lazareth ahora sorprende con una nueva iteración que utiliza un motor V8 proveniente de la marca Maserati, con 4.7 litros que genera 460 caballos de fuerza con transmisión automática.

Con tan solo 850 kilos de peso —motor incluido— este pequeño diablo se lanza por la carretera con una velocidad exorbitante, presumiendo un diseño coupé descapotado muy peculiar, que es una mezcla bizarra entre un buggy y un jeep de la segunda guerra, con mucho del alma de un Kart, pero el corazón de un auto de carreras que ocupa el lugar central no sólo en su desempeño, sino en la forma en que todos los elementos abrazan al gigante motor Maserati, para terminar con un resultado único, apto sólo para los que no sufren del corazón.

Nos cuentan que es todo un espectáculo, tanto verlo atravesar las planicies de la campiña francesa, como perderse en el rugido ronco de sus caballos desbocados mientras lo conduces, y el resto del mundo te mira intrigado. Próximamente, a la venta.

Y a tí… ¿Te gustan chaparritos?

Crédito: https://www.motorpasion.com.mx/industria/mini-v8-m-pequeno-diablillo-britanico-motor-v8-maserati