#Torino y Gulf

Sé donde amanezco, no sé donde anochezco

En una de sus últimas anécdotas nos ha contado que al despedirse de Campeche y dirigirse a Villahermosa, alrededor de las 5 de la tarde se tuvo que detener para cargar gasolina en una estación de Gulf, pues a pesar de tomar la carretera libre, en muchos kilómetros no vería otra.

En el trayecto del camino el cansancio comenzó hacer estragos en él y la noche empezaba a caer, lo que lo obligaba a tomar una difícil decisión ¿Pagar casetas caras o manejar 60 kilómetros más? La segunda opción seguramente lo obligaría a tener que dormir a la orilla de la carretera para descansar un poco.

Dicen que” todo viajero nunca camina sólo”, justo cuando se disponía a aventurarse en la noche, un contacto le escribió para invitarlo a pasar la noche en un hotel de Escarcega. ¿Qué otras anécdotas le dejarán su paso por México?




torino en México